Volver arriba
Share

Entrevista al periódico EL 9 NOU

Admin septiembre 1, 2021 0 comentarios
EL 9 NOU
EL 9 NOU

Txell Vilamala / Bernat Cedó

Cuatro jóvenes emprendedores de Osona crean D'Orígens, una empresa que vende experiencias a través de la gastronomía y la oferta de pequeños productores. Se han estrenado con un pack de vermú.

En Cataluña no hay celebración que no vaya acompañada de una buena comida. Sopa de “galets”, torta de San Juan, panellets, canelones, embutidos, un buen queso… Sentarse alrededor de una mesa, en un mantel de picnic o con amigos en la arena de la playa acaba siendo sinónimo de grandes momentos y, en el un tiempo, de buenos recuerdos. Esta filosofía es la que se esconde detrás de D’Orígens, una empresa con sello 100% de Osona que hace de la gastronomía el hilo conductor para vender las experiencias. El pasado junio lanzaron al mercado su primer producto, un pack de vermut, pero con la peculiaridad de que la caja se reconvierte en un particular tablero del juego de la oca, con casillas cargadas de mensajes positivos, y pensado para pasar un rato entretenido degustando manjares catalanes de alta calidad.

La idea la tuvieron Irene Chércoles, Ricard Sala, Guillem Soler y Laura Toran, cuatro jóvenes emprendedores con experiencias tan diversas como el diseño de producto, la comunicación, la nutrición o la empresa, y que quieren potenciar tanto el producto de proximidad como otra forma de presentarlo y, así, acabar vendiendo experiencias en vez de un lote de comida. Ellos mismos explican que se diferencian «por un packaging totalmente funcional e innovador, pensado en el momento de consumir». Tanto es así que la caja de madera se reconvierte en un tablero, pero también se extraen las fichas y los dados, los posavasos o cualquier otro elemento indispensable para el vermut, como una barquita donde tirar los huesos o la cucharilla para untar el pan.

En cuanto a la comida, D’Orígens apuesta por productos gourmet catalanes: una salsa tartufata hecha en Prats de Lluçanès, patatas chips de Valls, aceitunas arbequinas de la cooperativa de la Granadella, el multi premiado vermut Cori de Reus… “Con la pandemia, el pequeño productor ha sufrido, se ha visto vulnerable. Pretendemos darlo a conocer en combinación con otras propuestas con las que puede encajar”, ​​apunta Sala. El objetivo es que una vez abierta la caja, de madera de haya y fabricada en Sant Vicenç de Torelló, el único trabajo de quien está el otro lado sea disfrutar, sin tener que levantarse ni ir a buscar nada más.

El público que quieren seducir con esta propuesta debe ser de buen paladar. Si es catalán, seguramente concienciado sobre el valor de la proximidad, pero también piensan en darle salida desde un punto de vista turístico, como pack de bienvenida para aclimatarse y saborear el gusto de Cataluña: “Aparte de tiendas como Can Vilanova de Vic y otras similares en la Costa Brava, lo vendemos en las barcas que fondean en Cadaqués y estamos trabajando con empresas que hacen charters de veleros, catamaranes… Para que lo puedan ofrecer a los clientes como detalle hora de llegar”. Tras el de vermut, que vale unos 45 euros para cuatro personas, tienen previsto lanzar otro pack donde el producto estrella sea el vino, pero la idea de una “caja especial” de la que emana una experiencia, puede ser extrapolable a “lotes de Navidad”, del día de la madre, para presentar las comarcas catalanas…”.

EL 9 NOU

Un segundo producto que ya tienen en el mercado marida el vino natural con la acuarela. Consiste en una visita y una degustación en una pequeña bodega de Vall-llobrega, en el Empordà pero con la particularidad de dedicar parte de la jornada a pintar entre viñedos: “Cada bebida nos enlaza con un momento. El vino seguramente es de las más filosóficas y creativas, por eso lo fusionamos con la acuarela mientras vemos uva, el mar y los jardines de Cap Roig”. Todo ello lo que decían al principio: el objetivo no es sólo regalar gastronomía, sino un instante que después perdure en el recuerdo.

D’Orígens empezó a andar formalmente con la pandemia. Durante estos primeros meses han ganado el premio Explore Space, de un programa de la UVic i el Banco Santanderque les está sirviendo de carta de presentación. Sí admiten, sin embargo, que ser joven y emprendedor acaba siendo un reto: «Las administraciones hacen siempre discursos en esa dirección, pero después te encuentras con mil y una dificultades».

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.